Etapas de desarrollo de una start up

start-up
22-06-2017
Estas son las 5 etapas de desarrollo de un Startup:

Seed Stage

Es la etapa inicial, la de la concepción de la idea de negocio y el desarrollo de producto o servicio. Es sólo el primer paso, en el que el equipo, normalmente muy pequeño, se pone en marcha y da forma a ese primer ‘boceto’. No hay, por tanto, un ‘business plan’ construido y definido al 100%, ni un prototipo con el que aterrizar en el mercado.

En esta etapa, la financiación no es un obstáculo destacado en el camino, puesto que no se necesitan grandes cantidades de dinero para completarla. Se suele completar con las aportaciones de los propios fundadores o de familiares y amigos. Sin embargo, también existen business angels dispuestos a aportar su granito de arena.

Early Stage

Ya hay un producto en el mercado y empieza a haber una masa crítica de clientes que lo están adquiriendo. La compañía empieza a crecer, aunque de una forma aún incipiente. En este momento, es normal que haya un crecimiento en la plantilla para dar respuesta a estos primeros desafíos.
 
Llegan, por tanto, los primeros beneficios y el modelo de negocio, aunque algo ‘precario’, empieza a dar sus frutos. En este punto, se necesita un nuevo impulso financiero que suele venir de fondos e inversores especializados en esta fase del ciclo de vida de la empresa.

Growth Stage

Es el momento de crecer. La startup ya está construida y establecida, con una posición más o menos consolidada en el sector y unos beneficios estables. Los productos y servicios siguen mejorándose y haciéndose más competitivos. Para hacer frente a la dura competencia, en esta fase es importante controlar la estructura de costes. Se trata de ir ganando cuota de mercado.
 
Se ha consolidado el proyecto y también los beneficios. En esta etapa, la financiación externa es importante, pero el flujo de caja propio solventa mucha de las necesidades del día a día.

Expansion stage

Llega un momento en el que la empresa debe dar el salto, expandirse a otros mercados y segmentos. Es en esta fase de expansión en la que lo da. Se trata, por tanto, de un momento delicado, pues cada paso ha de estar bien medido y con una estrategia clara. El riesgo ante errores es mayor.
Aquí el apoyo de financiación externo es fundamental, pese a la importancia de las alianzas con otras compañías para hacer más sencilla esta expansión. El venture capital adquiere aquí un papel muy importante, especialmente en un momento como el actual, cuando el crédito bancario está bajo mínimos, incluso para los proyectos con viabilidad.

Exit

Tras todo el ‘periplo’ empresarial de la startup llega (o no) el planteamiento de la venta(exit). No sólo hablamos de la adquisición por parte de otra compañía que ve en ella una oportunidad para crecer o mejorar su producto o servicio (en este caso, la compra puede ser por fusión o manteniendo ambas marcas y firmas de una manera independiente en el mercado). También están las OPV (Oferta Pública de Venta), es decir, la entrada a cotizar en bolsa.
 
Estas son las diferentes fases en las que se podría dividir el ciclo de vida ideal de una startup. Los cinco pasos que suelen repetirse entre los proyectos exitosos y que se suelen producir en un corto espacio de tiempo.
 
Etiquetas: Desarrollo, Etapas, Startup