El negocio de las paltas que revolucionó Instagram: Vende hasta cuatro toneladas y tiene más de 26 mil seguidores

una palta partida por la mitad
15-05-2018

Este es un negocio de paltas que tiene más de 26 mil seguidores en Instagram.

Es “El weón de las paltas”, un delivery cuyo principal canal de ventas es esa red social y que desde hace seis meses se dedica a llevar a domicilio mallas de 5 kg de paltas por $17.500. Su crecimiento ha sido fuerte, tanto que si en un comienzo vendía 500 kilos, que equivale a 100 mallas, ahora hay meses en que vende hasta cuatro toneladas.

¿Cómo nació “el weón”? Briceño cuenta que tenía un carro de supermercado lleno de paltas pasa un vecino y le dice “ah tú erí el weón de las paltas”. Y aunque se molestó por eso, luego pensó en que ese nombre podría ser un éxito.

Camilo Briceño (29) creó este proyecto que ha sido todo un fenómeno en Instagram, donde figuras televisivas como Augusto Schuster, Coco Legrand y Tonka Tomicic se cuentan entre sus clientes, algo que este emprendedor ha aprovechado para subir fotos con ellos. ¿El resultado? Asegura que cada semana  suma de a 800 seguidores en su red social.

El negocio funciona así: Briceño compra la palta directamente de productores fuera de Santiago para después venderla y entregarla a domicilio en distintas comunas. Además le vende a restaurantes y almacenes.

Con una inversión de casi tres millones semanales, asegura que uno de sus elementos diferenciadores es que sus paltas llegan a los clientes “directamente sacadas de los árboles” porque, asegura, al comprar de manera directa al productor, el producto no pasa por ningún proceso de refrigeración. Cuando escasean, Briceño dice que compra en los packing, pero antes de que pasen por procesos industriales.

Briceño cree que su éxito se debe gran parte a que está dedicado al 100% y que su “proyección al otro año es crecer al doble siempre y seguir con la misma línea de traer la palta de manera directa y también vender otros productos”.

Los inicios de este emprendimiento empezaron cuando Camilo Briceño estudiaba Administración en Ecoturismo en la Universidad Andrés Bello. Desde ese tiempo ya buscaba formas de ganar dinero y un día, a los 21 años, lo habló con su padre: “Le dije que es lo que podría hacer para no pedirte más plata. Y me dijo: ¡pero vende paltas!”.

Y empezó a vender paltas.

Compró 100 kilos a unos productores de Nogales y las vendía entre sus amigos por Facebook. Sin embargo, al no tener tanta repercusión, el negocio no creció tanto y finalmente se tituló de su carrera y trabajó siete años en distintas agencias de viajes.

Después creó un centro de entrenamiento funcional en La Florida. Pero le fue mal y lo cerró. Pese a esto, le dejó una enseñanza: “Vivimos en un país en que nadie se quiere equivocar, nadie quiere correr riesgos, todos quieren estar cómodos. Toda esta experiencia me ayudó para conocer un negocio, trabajé con boletas, facturas, cosas que no te las enseñan en la universidad”, dice.

Pero durante todo ese tiempo, nunca dejó su primer negocio de paltas.

“Compré 500 kilos y recuerdo que mi hermana me empezó a ayudar y repartíamos por Santiago. Y después creamos el perfil de Instagram. Algunos rostros conocidos me ayudaron en la difusión y me empezó a ir bien y que se llame “El weón de las paltas” genera empatía en los demás por ser cercano, queda en su retina, y no se les va a olvidar”.



Fuente de información: http://pyme.emol.com/

Fuente de imagen: https://pixabay.com/

Destacado de la semana

Sin clientes no hay empresa que sobreviva. Es necesario poder generar vínculos afectivos con ellos, para obtener su fidelidad
Capacitación
Por que es tan necesario registrar tu marca y evitar problemas, aquí veras como hacerlo.
Capacitación
Aquí podrás ver algunas recomendaciones para que tu sitio web tenga mayores consultas, pedidos y/o ventas.
Capacitación
Existen herramientas para tener mejor control y poder sacarle el máximo provecho a tus redes sociales, las puedes encontrar aquí.
Noticias